Sentidos de esta época de cierre

Bienvenidos al último Pelusín Mensual del año 2019. Nos vamos preparando para vivir una época muy especial en el Jardín, porque el mes de noviembre llega con las noches de clausura navideña, donde nos encontraremos como familia para acompañar a nuestros niños y niñas en su momento de cierre del año. Estos actos son una especie de ritual de esos que nos sirven a los seres humanos para comprender que hay cambios y que continúan otras etapas y procesos.

Celebraremos juntos la navidad como expresión de unión y afecto con otros, que nos invita también a preparar el corazón para todo lo nuevo y bello que puede nacer. Aquí el reto como familias y educadores, es ser capaces de transmitir a los niños el sentido profundo de esta celebración y ayudarles a construir lazos de respeto y amor por los demás.

Por otra parte, los actos de clausura son la forma de agradecer todo lo vivido en este año como familia Pelusa. En ellos, se mezclan la alegría, las satisfacciones y el orgullo de ver a nuestros niños cantar, bailar, gozar juntos y mostrar todo lo que han alcanzado. También, la nostalgia por los momentos que pasaron con sus nuevos amigos y con su maestra, invade los corazones y nos vuelve a enseñar que la vida se compone de momentos que pasan pronto pero que se quedan en el corazón.

Finalmente estos eventos nos sirven para recibir las vacaciones como periodo no solo de descanso sino de tránsito a otra etapa que llega. Para algunos, la otra etapa seguirá en Pelusa, quizás con nuevos amigos y maestra, estando más grandes, viviendo nuevos desafíos y desarrollando sus potenciales. Para otros, llega el momento de decir adiós a Pelusa y abrir pasos en su nuevo camino: el colegio.

De todos esos asuntos es importante ir hablando a los niños, contándoles lo que va a pasar, facilitándoles la comprensión de los ciclos de vida, de lo que se cierra y lo que se abre…para ello, la metáfora de las mariposas que todos conocemos por Pelusa, es de gran ayuda. Pero, sin duda, lo que más les ayudará, es sentirnos a todos desde vínculos seguros y presencias constantes y amables que les garanticen alas firmes para volar.

Alejandra Pineda Arango

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *